¡Hola! 

Es impresionante cómo nuestra autoestima puede mejorar y cambiar nuestra manera de vivir. Cuando nuestra autoestima no es saludable podemos caer fácilmente en depender de la opinión de los demás, pensar que valemos menos que los demás y, en ocasiones, no nos atrevemos a retarnos porque estamos creyendo algunos pensamientos como “Siempre te vas a equivocar y eso es lo peor que te puede pasar”. 

Mi camino para llegar a tener una autoestima saludable necesitó de un esfuerzo continuo, pero ahora disfruto mucho el reconocer mi valor como persona. Saber que soy importante influye en mi crecimiento personal y hoy me aventuro a cualquier oportunidad que vea. Por mucho tiempo, he pasado momentos en los que he cuestionado mi valor, me consideraba incapaz de lograr objetivos, no me sentía conforme conmigo mism@ y percibía que los demás tampoco confiaban en mí. Así que decidí tomar acciones para cambiarlo.

El primer paso para aprender a amarme fue conocerme, me di cuenta del tipo de música que me ayudaba a levantar mi ánimo, que me gustaba mucho dibujar; hacer ejercicio de vez en cuando me hacía sentir bien. Plantearme retos a corto plazo constantemente me ayudó a tener motivación y sentir más confianza. También, escribía en las notas de mi celular ideas positivas que venían a mi cabeza “Hoy tengo ganas de superarme” y hacía algo nuevo, u otras veces solo escribía “En estos días me he sentido muy cargada emocionalmente y es válido”. Conforme avanzaba, llegó un momento en el que escribí “Sé que soy importante”. Aún tengo pensamientos negativos, pero sé que no soy mis pensamientos, ni los comentarios negativos de los demás, nada de esto me determina. Soy yo quien mejor se conoce ❤. Soy valios@ y soy mi propi@ fan. En el proceso, fue necesario rodearme de amigos que me motiven, me apoyen y me abracen cuando lo necesite porque, ¿sabías que somos el promedio de las 5 personas con las que más nos relacionamos?.

Y si ahora me preguntasen, ¿Cómo me veo a mi mism@? Yo diría que me amo y admiro.

Ahora, yo te pregunto a ti, ¿Cómo te ves a ti mism@? ¿Qué tan feliz eres de verte como te ves? 

Comprendo que durante nuestra adolescencia solemos pasar por cambios que incrementan nuestra inestabilidad emocional. Esto explica que en algunas situaciones estemos de mal humor y en otras nos sentimos muy bien. ¡Es válido! Nuestra autoestima se desarrolla conforme vamos creciendo, algunos factores como el lugar donde nacimos, el trato de nuestros padres, la capacidad económica que tenemos, las habilidades que demostramos y hasta el trato que recibimos de nuestros amigos van construyendo en nosotros una autoestima saludable o una baja autoestima. 

Tener una autoestima saludable nos beneficia en tener esa sensación de tranquilidad y bienestar con nosotros mismos, aceptando incondicionalmente nuestros defectos y reconociendo nuestras virtudes. Además, la  forma de ver nuestros errores cambian y ya no lo vemos como limitaciones, sino como un escalón de aprendizaje para seguir creciendo. 

Está bien tener nuestros momentos de bajones emocionales. Pero cuando sabemos lo valiosos que somos ❤, la manera en cómo enfrentamos esos bajones realmente puede  cambiar. 

¡Es genial que hayas llegado hasta aquí!

En caso necesites/desees que te contactemos con un psicólogo puedes escribirnos a nuestras redes sociales  (añadir ig y fb,de repente también el wspp).

God loves U ❤

Marce

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *